sábado, 12 de julio de 2014

Adiós Adiós

By Andrés Mariani



X. Childe-Harold tenía una madre, y no la había olvidado, pero evitó el despedirse de ella.  Tenía una hermana querida, pero no la vio antes de dar comienzo a su larga peregrinación.  Si tenía amigos, no abrazó a ninguno de ellos.  No deduzcáis de aquí, sin embargo, que su corazón era un corazón de acero.  Vosotros, los que sabéis amar, probaréis cuán cruelmente estos adioses destrozan el corazón de los que esperan que calmarán sus pesares.

LORD BYRON

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario