miércoles, 14 de noviembre de 2018

De arenas más que de granitos



Por supuesto me adherí. No pisé el Campus para la clase que me tocaba impartir hoy. Por un espacio libre de machismos en las aulas, en los hogares, en los lugares de trabajo, en las calles, en las relaciones, en la vida.

miércoles, 31 de octubre de 2018

Historia del endemoniado...

Nuria Castro


Pensé un momento que quizá no estaría aún bien despierto y que aquello era un horrible sueño. Cerré los ojos y busqué en mi memoria dónde había estado la víspera. En ese instante sentí como si las garras de un animal se hundiesen en mi costado, y vi a un buitre que se había arrojado sobre mí y que devoraba a uno de mis compañeros de lecho. El dolor que me causaban sus garras era tan intenso que logró despertarme del todo. Junto a mí se encontraban mis ropas, y me apresuré a vestirme. Ya vestido, quise salir de la tapia que rodeaba la horca, pero vi que la puerta se hallaba cerrada, y a pesar de mi esfuerzo no logré romperla. Tuve, pues, que trepar por la triste muralla y, apoyándome en una de las columnas de la horca, me puse a contemplar la comarca que desde allí se divisaba. Fácilmente pude orientarme. Me hallaba a la entrada del valle de Los Hermanos, no lejos de las orillas del Guadalquivir.

 Mientras observaba el paisaje, vi cerca del río a dos viajeros, uno de los cuales preparaba un almuerzo, mientras el otro sujetaba con la brida los caballos. Me alegró tanto ver a aquellos hombres que mi primer movimiento fue gritarles: «¡Agur, agur!». Lo que en español quiere decir «hola» o «buenos días».
                                                                                   
                                                        Jan Potocki

martes, 30 de octubre de 2018

What the wind took away




Marriage takes the heat out of love

Celtic proverb

domingo, 28 de octubre de 2018

DESelegancias



Claramente estoy de los nervios, acostumbrada a vivir en una realidad ajena por completo a este absurdo, y me descubro diariamente finalizando mi jornada laboral hecha un basilisco, con el corazón rabiosamente atropellado o cruzadita perdida. Me despierto - una es lentilla para volver a la vida - con joyitas que no son capaces ni de dar los buenos días, joyitas que viven en la precariedad o miseria pero adoptan -cagándose así en sí mismos - el papel de acomodados burgueses sólo con sentar sus malolientes culos en cualquier silla del bar, seres despreciables que osan llamar mi atención con gestos o ruidos destinados al lenguaje animal, agresivos alcohólicos que penosamente creen imponer su ley a base de gritos, insultos o descalificaciones genéricas, gente ruidosa, marrana e irrespetuosa hasta la extenuación, y lo más triste es que lamentablemente no son sólo ellos, también sus mujeres, novias, madres, primas o conocidas...

                                                      Patricia Heras         Ravalistán       Ediciones Capirote

jueves, 25 de octubre de 2018

Centaura

Resultado de imagen de ilustraciones centauras
Iarechabala
                         Empeñada en sanar almas
                                pero la suya propia le era extraña


                          Es el síndrome de Quirón

 Ahora está en lo más alto del Universo (in)finito  pegada al borde,                 
                       el borde redondo de la protección.

              Desprendida de toda arteria

                                Y aún adherida al vuelo.

            No insistas. Esa alma jamás volverá a ti.
            Cuando toques el hueco sin susurro
            que ha dejado al filo del viento...

          Recuerda: En ese hueco de tu pecho
           residía un alma oculta.        Y nunca fue tuya.
   

sábado, 20 de octubre de 2018

Muy joven para no tener deseo...

¿Qué es lo que me podrá ofrecer el mundo?
¡Tienes que renunciar, que renunciar! 
Esa es la sempiterna cantinela
que suena en los oídos de cualquiera,
y que, durante toda nuestra vida,
nos vuelve a cantar, ronca, a todas horas.
Al despertarme, siempre es con espanto;
querría derramar amargas lágrimas                                   Fausto
al ver el día que, en su curso entero,
no me realizará un solo deseo,
y hasta el presagio de una sola dicha
lo destruye con crítica implacable,
estorbando con mil burlas de vida
la creación en mi animado pecho.


sábado, 13 de octubre de 2018

Freeganism

Viena

We're not talking about simple (and respectable) freeganism. We're talking about living post-civilized. In any given context, we're going to look around ourselves and see what's available. Right now, there's a hell of a lot. After the collapse, things are going to look a whole lot different.

                                    Margaret Killjoy