miércoles, 8 de octubre de 2014

La bicicleta

Nuevamente, tengo el agrado de publicar el microrrelato ganador del accésit en el III Concurso Nacional de Microrrelatos de Baños de la Encina escrito por TON PEDRAZ quien participa en nuestro taller de (co) escritura creativa. En este pequeño texto se refleja la importancia de condensar buena parte de la tensión en las dos últimas líneas.  Un buen final lo modifica todo, más en cuentos tan reducidos.  En este caso el final puede tardar en comprenderse, pero una vez asimilado, se siente ese mismo efecto de observar un cuadro en varias dimensiones.  El cuerpo que habla desde otro lado, cuando ya ha dejado de ser cuerpo.  

 LA BICICLETA

Pegué la nariz contra el escaparate de la librería y allí estaban, sin que la clientela pareciera darse por aludida.
Don Quijote aleccionando a Sancho, el Lazarillo hurgando en el bolso de una clienta que ajena consultaba un glosario de poesía, Ajab afilando su arpón junto a la vitrina con las últimas novedades, Julieta dejándose enamorar por Romeo, al pie la estantería de literatura juvenil...
A mi espalda un murmullo inquietante hizo que me alejase de aquel cristal mágico.
Frente a la librería, una multitud cabizbaja susurraba lamentos en torno a mi bicicleta nueva, aplastada bajo las ruedas ensangrentadas de un camión gigantesco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario